Isla Flotante de Basura. Ambientalistas han sacado casi 40 toneladas de basura del Pacífico

El velero de carga Kwai atracó en Honolulu el mes pasado después de un viaje de 25 días con 40 toneladas de redes de pesca y plásticos de consumo a bordo, recolectados de lo que se conoce como el Gran Parche de Basura del Pacífico.

En el último viaje anual de limpieza del Ocean Voyages Institute (OVI), una organización sin fines de lucro, se utilizaron imágenes satelitales para detectar específicamente los aparejos de pesca desechados. Más de medio millón de toneladas de redes de plástico -las llamadas redes fantasma- se abandonan cada año en los océanos de todo el mundo, enredando y matando hasta 380.000 mamíferos marinos.

Se cree que la corriente oceánica en circulación conocida como el giro del Pacífico Norte contiene 1,8 billones de artículos de plástico que pesan más de 80.000 toneladas. Cubriendo una extensión de océano tres veces el tamaño de Francia, el Gran Parche de Basura del Pacífico se encuentra entre Hawaii y California.

OVI ha montado nueve viajes de limpieza previos a la zona, pero dice que su último viaje fue el más grande y exitoso hasta la fecha.

“Es muy perturbador estar navegando a través de lo que hace sólo unas décadas era un prístino desierto oceánico y encontrarlo lleno de nuestra basura tan familiar”, dice la fundadora de OVI y marinera de toda la vida, Mary Crowley.

Una masa crítica de basura en el mar

La presión para limpiar el Pacífico aumenta tras el descubrimiento de que la diminuta isla de Henderson, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, en el remoto archipiélago de Pitcairn, está plagada de 38 millones de piezas de plástico.

Se estima que unas 20 toneladas de desechos plásticos se lavan cada año en el atolón de Midway, cerca de Hawaii, amenazando a la mayor población mundial de albatros de Laysan, que terminan alimentando a sus polluelos con una cuarta parte de ellos. Midway es un Refugio Nacional de Vida Silvestre de los Estados Unidos.

Tomando medidas

El Reino Unido y Vanuatu, país insular del Pacífico, lanzaron el año pasado la Alianza de Océanos Limpios del Commonwealth. Países como Nueva Zelanda, Australia, Barbados y Canadá han firmado su compromiso de limpiar los océanos.

Los países del Pacífico también están tomando medidas para reducir los desechos y fomentar el reciclaje. Fiji, que tiene previsto eliminar gradualmente las bolsas de plástico de un solo uso para 2025, introdujo hace dos años un impuesto sobre las bolsas de plástico que ha reducido drásticamente su uso. El sistema de gestión sostenible de residuos de Kiribati paga a los ciudadanos por cada lata de aluminio y botella de plástico que reciclan. Y el estado insular de Niue, en el Pacífico Sur, está construyendo una planta de reciclaje de residuos y este año eliminará gradualmente las bolsas de plástico de un solo uso.

 

 

Autor: Guiaempresaxxi