Suiza bloquea el despliegue de la tecnologìa móvil 5G por no ser segura

El despliegue de la tecnología móvil de quinta generación (5G) está causando revuelo en toda Suiza.

Es probable que las empresas utilizando esta tecnologìa prueben su eficacia y los daños a la poblaciòn en un gran laboratorio en tiempo real, posiblemente en latinoamèrica, en donde los controles sobre la seguridad de estas nuevas tecnologìas son inexistentes, como sucede con los agroquìmicos, los cuales estàn causando mayores indices de cancer en las poblaciones rurales donde se utilizan estos pesticidas.

Grupos como la Association Romande Alerta y el Gigaherz Club protestan por el despliegue de la nueva tecnología, alegando que representa un riesgo potencial para la salud. Además, argumentan que no es necesario porque las redes actuales son suficientes.

Funcionarios electos se han unido a estos grupos y miembros del público para resistirse a la instalación de nuevas antenas 5G.

Esta semana el cantón de Vaud anunció que congelaría temporalmente los permisos para instalar nuevos transmisores 5G. La resolución pide que se prohíba la instalación de transmisores 5G al menos hasta que la Oficina Federal del Medio Ambiente (FOEN) haya terminado su estudio sobre los efectos de la nueva tecnología.

5G utiliza frecuencias más altas y más ancho de banda que 3G y 4G, lo que permite a los usuarios transferir más datos inalámbricos más rápidamente. Las redes existentes utilizan frecuencias entre 700 MHz y 6 GHz y tienen tasas de transferencia de 100Mbit por segundo. 5G opera en frecuencias entre 28 y 100 GHz, lo que le permite operar a velocidades de hasta 10Gbit por segundo, 1.000 veces la velocidad de 4G.

Sin embargo, estas señales de alta frecuencia de 5G tienen un rango más bajo, por lo que los transmisores de células pequeñas de 5G no suelen estar a más de 250 metros de distancia. Esto significa que se necesitan muchos más transmisores.

Un grupo de científicos afirma que la radiación emitida por los transmisores móviles puede aumentar el riesgo de cáncer, el estrés celular, los radicales libres dañinos, el daño genético, las deficiencias de aprendizaje y memoria y los trastornos neurológicos en los seres humanos. Un informe publicado a finales del año pasado contiene evidencia de que las ratas macho expuestas a altos niveles de radiación de radiofrecuencia, como la que se usa en los teléfonos celulares 2G y 3G, desarrollaron tumores cardíacos cancerosos. El informe también contenía alguna evidencia de tumores en el cerebro y la glándula suprarrenal de ratas macho expuestas. Uno de los retos a los que se enfrentan los investigadores es que puede tomar décadas de exposición para que aparezcan cánceres y otros efectos en los humanos.

Otros cantones suizos están siguiendo los acontecimientos en Vaud. Se ha presentado una moción parlamentaria similar en Ginebra y el Parlamento del Valais debatirá la cuestión en su próxima sesión.

En febrero de 2019, la Comisión Federal de Comunicaciones de Suiza adjudicó las radiofrecuencias móviles 5G a Salt, Sunrise y Swisscom, por un importe neto de alrededor de 380 millones de francos suizos. Se espera que los primeros dispositivos 5G aparezcan en Suiza antes de finales de año.

Las redes de comunicación 5G sustentarán la Internet de los objetos (IO), las aplicaciones médicas (eHealth), las aplicaciones de procesamiento de imágenes (realidad virtual, realidad aumentada) y los vehículos de conducción autónoma.

 

 

Autor: Guiaempresaxxi