Cómo invertir en la Bolsa de Valores

Qué es invertir en la bolsa? 

La Bolsa de Valores es el sitio donde la gente compra y vende “acciones” y otros tipo de papeles con el fin de obtener beneficios a partir de las variaciones de precios de los mismos. En términos fundamentales, cuando una empresa emite acciones al mercado bursátil, los compradores financian dicha empresa al comprar sus acciones. Estos papeles representan un cantidad de capital invertida. Por distintos motivos, el valor del papel puede variar y generarnos un beneficio económico a través de las operaciones de compra y venta.

Muchos consideran esta actividad similar a un juego de casino, pero las diferencias son fundamentales. En un juego de azar las reglas minimizan la posibilidad de establecer una probabilidad de ocurrencia de alguna situación deseada o no deseada. En cambio, en el mundo bursátil, existen muchas herramientas para definir la tendencia de precio de un papel.

A veces se gana y a veces se pierde, es importante comprender, pero si el análisis es adecuado la estadística estará de nuestro lado. Conceptualmente, si compramos una acción a un valor que consideramos muy bajo para el mercado, la probabilidad de que en el corto o mediano plazo suba es importante. En cambio si compramos una acción en altos valores o sobrevalorada, la probabilidad de que siga subiendo es baja, por el contrario, deberíamos esperar que el precio descienda. La clave estará en definir qué papeles pueden subir y cuales pueden bajar.

Cabe aclarar que en el mundo bursátil no sólo se comercializan papeles de Acciones, también existen de Futuros, Opciones, etc., que basan sus beneficios en el aumento del riesgo por no saber con la misma probabilidad hacia dónde será la tendencia de sus precios.

Cómo operar?

Así como en la compra y venta de inmuebles se utiliza un agente inmobiliario, en el mercado bursátil la operatoria se realiza a través de un agente de bolsa o broker. Estas personas o entidades se encuentran habilitadas por el mercado para realizar los trámites de operaciones entre compradores y vendedores. Por este servicio cobran comisiones que varian según Broker y tipo de papel.

En el pasado las ordenes eran telefónicas, a partir de una instrucción el Broker compraba a nombre del cliente el papel indicado. La posesión del mismo se encuentra a partir de allí a nombre del comprador, siendo el Broker sólo un intermediario. Hoy en día la operación puede realizarse practicamente 100% online, a través de sistemas de matrices donde se visualizan los activos, graficos y métodos de compra-venta. Seleccionando un activo, eligiendo un precio y cantidad, el cliente puede enviar una orden que será procesada instantáneamente si las condiciones de mercado, precio y cantidad, son favorables. La plataforma online es otorgada por el Broker que funciona con intermediario administrativo online y automático.

Cuáles son los costos totales por operar?

Las comisiones de los Brokers varia de uno a otro, dependerán de la ubicación en el mundo donde permitan operar, tipos de papel, herramientas, etc. A modo de ejemplo orientativo, la comisión de compra o venta de una acción en Argentina puede rondar un 0,5% del valor de la acción. Es decir, si compramos 1 acción de Pampa Energía a 50 pesos, pagaremos al Broker 0,25 centavos de comisión.

Qué ganancias se pueden obtener?

Las variaciones diarias de los activos varían según su especie y riesgo. Para el caso de las acciones las variaciones diarias normales pueden ir desde 0 a 5%, positivo o negativo, habiendo casos y momentos particulares donde pueden presentarse variaciones significativamente mayores.

Si estos valores los comparamos con los de un plazo fijo en Argentina, el cual puede tener una tasa del 40% anual, equivalente a aproximadamente un 0,1% diario, las variaciones de precios en la bolsa resultan significativamente mayores. Sólo debemos superar un % suficiente para poder pagar comisiones y ya entraremos en rango de ganancias útiles.

Cuáles son los riesgos?

Si consideramos que una acción puede variar un 5% en un día, el riesgo que tenemos es en principio ese, el de perder el 5% de la cantidad invertida en un día. Para el caso de papeles de futuros y opciones los riesgos aumentan considerablemente, y de la misma manera las ganancias. Estos activos requieren mayor formación y atención para su implementación.

Por el lado de la renta fija, de bajo riesgo, normalmente se obtienen ganancias algo superiores a un plazo fijo o a las variaciones cambiarias de monedas. Resultan buena opción para quien quiere mejora la comodidad de las alternativas que nos da nuestro banco local, pero no pueden estar detrás del análisis y la evolución del valor de una Acción.

Cuando hablamos de riesgo en la inversión en Acciones debemos determinar precios de compra, precios de venta en caso que la tendencia sea contraria a la esperada, y precios de venta en caso de estar obteniendo las ganancias esperadas. Para el estudio de un activo se implementa lo que se denomina “Análisis técnico”, que implica la recopilación de indicadores y observaciones de los graficos del papel para determinar probabilidades a futuro. En los casos de pérdidas se introduce el concepto de “Stop Loss”, que será el precio hasta el cual permitiremos que el valor de nuestro papel descienda para luego venderlo y no seguir retrocediendo. Asumidos los riesgos, es posible operar con mayor tranquilidad en el mundo de las Acciones.

 

Autor: MJV