gripe h1n1 Influenza A

Gripe H1N1 - Influenza A o Gripe Porcina

 

 

No entrar en panico, si en alerta. La influenza H1N1 o Gripe Porcina, es curable. Ciertamente los riesgos son mayores que una simple gripe, pero si estamos atentos al menor sintoma, y es detectada tempranamente no hay porque alarmarse. La unica forma de no correr riesgos en su salud es que este bien atento, y repetimos tome todo los recaudos, sin entrar en panico.

Debajo le dejamos los consejos y los sintomas para que este bien informado:

SINTOMAS EN HUMANOS de la Gripe Porcina

- Fiebre mayor de 38 grados centígrados (100,4 Fahrenheit)

- Tos frecuente e intensa

- Dolor de cabeza

- Falta de apetito

- Congestionamiento nasal

- Malestar general

La Secretaría de Salud recomienda las siguientes precauciones para evitar el contagio de la gripe porcina:

- Mantenerse alejados de personas con infecciones respiratorias.

- No saludar de beso ni de mano.

- No compartir alimentos, vasos o cubiertos.

- Ventilar y permitir la entrada de sol en la casa, las oficinas y en todos los lugares cerrados.

- Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

- Mantener limpias las cubiertas de cocina y baño, manijas y barandales, así como juguetes, teléfonos u objetos de uso común.

- Abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura.

- No fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos o enfermos.

- Evitar exposición a contaminantes ambientales.

- Buscar atención médica inmediata en caso de presentar los síntomas ya identificados.

 

La gripe porcina o influenza porcina es una enfermedad infecciosa causada por un virus perteneciente a la familia orthomyxoviridae y que afecta fundamentalmente a poblaciones porcinas. Estas cepas virales son conocidas como virus de la influenza porcina o SIV, por las siglas en inglés de Swine Influenza Viruses, aunque esta distinción no está basada en filogenia. Las cepas de SIV detectadas hasta la fecha han sido clasificadas como parte del género Influenzavirus C o alguno de los subtipos del género Influenzavirus A.[1

Los animales pasan por un cuadro respiratorio caracterizado por tos y frecuencia respiratoria elevada, estornudos, temperatura basal elevada, descargas nasales, letargia, dificultades respiratorias (frecuencia de respiración elevada además de respiración bucal) y apetito reducido. La excreción nasal del virus puede aparecer aproximadamente a las 24 horas de la infección. Las tasas de morbilidad son altas y pueden llegar al 100 por ciento, aunque la mortalidad es bastante baja y la mayoría de cerdos se recuperan tras unos 5 o 7 días tras la aparición de los síntomas.[5] La transmisión de la enfermedad se realiza por contacto a través de secreciones que contengan el virus (a través de la tos o el estornudo, así como por las descargas nasales).

La gripe porcina infecta a muchas personas cada año, y se encuentra típicamente en aquellos que han estado en contacto con cerdos de forma ocupacional, aunque también puede producirse transmisión persona-a-persona.[6] Los síntomas en seres humanos incluyen: fiebre, desorientación, rigidez en las articulaciones, vómitos y pérdida de la conciencia y muchas veces puede terminar en la muerte.

Pandemia de 1918

Artículo principal: Gripe española

En la primavera de 1918, un virus de gripe aviaria mutó a una variante humana bastante severa causando una pandemia en tan sólo pocos meses. Se creía originalmente que la cepa evolucionó de una mezcla de virus de influenza porcina (al que los humanos son más susceptibles) y de influenza aviar, con las dos cepas combinándose en un cerdo infectado por ambas al mismo tiempo. En análisis posteriores en muestras de tejidos recuperados de ese año revelaron que se trataba de la mutación de un virus de gripe aviaria y no hubo tal combinación con virus de gripe porcina.

Brote de 1976 en EE.UU.

El 5 de febrero de 1976, un soldado recluta en Fort Dix manifestó sentirse agotado y débil. Murió al día siguiente y cuatro de sus compañeros tuvieron que ser hospitalizados. Dos semanas luego de su muerte, se anunció por parte de autoridades de salud que la causa de muerte fue debida a un virus de gripe porcina y que esa cepa específica parecía estar estrechamente relacionada con la cepa involucrada en la pandemia de gripe de 1918. El departamento de salud pública decidió tomar medidas para evitar otra pandemia de iguales proporciones, y se le notificó al presidente Gerald Ford que debía hacer que cada ciudadano de los EE.UU. estuviera vacunado contra la enfermedad. Aunque el programa de vacunación estuvo plagado de problemas de relaciones públicas y todo tipo de retrasos, se vacunó aproximadamente un 24% de la población hasta el momento de su cancelación.[13]

Se estima en cerca de 500 casos la aparición de síndrome de Guillain-Barré, causados probablemente por una reacción inmunopatológica a la vacuna y de los cuales 25 terminaron en muerte por complicaciones pulmonares severas.[13] Hasta la fecha, no se han encontrado otras vacunas de influenza vinculadas al síndrome de Guillain-Barré

Brote de 2007 en Filipinas

El 20 de agosto de 2007, se investigó la aparición de gripe porcina en la región de Nueva Ecija y Luzon Central en Filipinas. Se encuentra una tasa de mortalidad menor al 10% para la gripe, si no habían complicaciones como peste porcina. El 27 de julio de 2007, el departamento Nacional de Inspección de Carnes (National Meat Inspection Service o NMIS) de Filipinas, lanzó una "alerta roja" para peste porcina en Metro Manila y otras 5 regiones de Luzon luego de que se dispersara la enfermedad a granjas de cerdos en Bulacan y Pampanga, aún cuando las muestras de los animales se reportaban como negativas para virus de gripe porcina.

Fuente: Wikipedia.com